IFMSA-ChubutSCORA

Apoyemos la lactancia materna juntos

En muchos países se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, del 1 al 7 de Agosto, esta semana se encuentra destinada a fomentar la Lactancia Materna o natural y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo.

Este año el lema es “Apoyar la lactancia materna para un planeta más saludable”, el cual fue seleccionado por la Alianza Mundial para la Lactancia Materna (WABA). Esta campaña se centra en el impacto de la alimentación infantil en el medio ambiente/cambio climático y el imperativo de proteger, promover y apoyar la lactancia materna para la salud del planeta y su gente.

A continuación desarrollaremos temas que nos ayudarán a comprender lo fundamental que es y la importancia que tiene la Lactancia Materna y cómo apoyarla.

“Leche materna= alimento rico en nutrientes”

La leche materna es la primera comida natural para los lactantes. Aporta toda la energía y los nutrientes que el niño necesita en sus primeros meses de vida, y sigue cubriendo la mitad o más de las necesidades nutricionales del niño durante el segundo semestre de vida, y hasta un tercio durante el segundo año.

Dentro de los nutrientes que la conforman:

  • Agua: Representa aproximadamente el 88 a 90% y está en relación directa con el estado de hidratación. Si la mujer lactante disminuye su ingesta, el organismo conserva líquidos a través de la disminución de pérdidas insensibles y orina para mantener la producción.
  • Carbohidratos: El principal azúcar es la lactosa. Además existen más de 100 oligosacáridos que constituyen el 1.2% de la leche entre los que se encuentran: glucosa, galactosa y otros.
  • Lípidos: Es el componente con mayores variaciones de su concentración durante la lactancia. Las variaciones se presentan al inicio y al final de la tetada, en la mañana y en la noche. Proporciona el 30 a 55% de kilocalorías de las calorías totales de la leche. El mayor componente son los triglicéridos pero también contiene fosfolípidos y colesterol.
  • Proteínas: El mayor porcentaje corresponde a caseína (40%) y el 60% restante a proteínas del suero: lisozima, lactoalbúmina, lactoferrina que contribuye a la absorción de hierro en el intestino del niño y lo fija, evitando que sea usado por las bacterias. Es de destacar la presencia de inmunoglobulinas: IgA, IgG, IgM. La principal es la IgA secretora cuya función consiste en proteger las mucosas del recién nacido.
  • Vitaminas: La leche humana contiene todas las vitaminas. Existen variaciones en las vitaminas hidrosolubles, y dependen de la dieta de la madre.
  • Minerales y oligoelementos: Las cantidades que se encuentran son suficientes para las necesidades del lactante, no influyendo la dieta de la madre en las concentraciones del hierro y calcio.
  • Hierro: La leche humana contiene cantidades pequeñas, en relación al hierro contenido en la leche de vaca, pero la absorción de éste es mayor, evitando el desarrollo de anemia en los lactantes.
  • Zinc: El Zinc presente en la leche materna tiene un índice de absorción mayor (45%), que el de las fórmulas (31%) y de la leche de vaca (28%). Siendo este un factor importante, pues es conocido que los lactantes pueden desarrollar manifestaciones de deficiencia de zinc.
  • Selenio: Tiene concentraciones en la leche materna mayores que las que se aprecian en la leche de vaca.
  • Flúor: Se asocia con una disminución de los procesos de caries dental. Su absorción es mayor con la leche humana. En estudios comparativos, el niño alimentado al seno tiene menos caries y una mejor salud dental.
  • Calcio/fósforo: La relación calcio/fósforo es de 2 a 1 en la leche humana, lo que favorece la absorción del primero (30 y 15 mg/100 mi de calcio y fósforo respectivamente).
 “Beneficios mutuos de la lactancia”

Los beneficios de la lactancia son compartidos, a través de la leche se transmite al bebe factores de protección (anticuerpos) que lo protegen contra las enfermedades más comunes, hasta que ellos sean capaces de generar sus propias defensas. También tienen menos probabilidades de padecer, cuando sean grandes, enfermedades crónicas como obesidad, diabetes y cáncer.

Darle teta también beneficia a la madre, la protege del cáncer de mama y ovario, de la depresión posparto, la anemia, de la hipertensión, la osteoporosis y la artritis reumatoidea, y además la ayuda a recuperar su peso anterior al embarazo.

 “¿Cómo podemos apoyar a la mujer durante la lactancia?”

El amamantamiento es una tarea en la que deben involucrarse los padres, las familias, los amigos, los equipos de salud y la sociedad en general, y podemos apoyarla de la siguiente manera:

  • Los papás pueden participar en la experiencia de la lactancia, alentando a la mujer a amamantar cuando esté cansada o desanimada, y expresar su aprobación y apreciación por el trabajo y el tiempo que le dedica a la lactancia.
  • Generar espacios amigables para que las madres y bebés amamantados sean bienvenidos en todas partes. Tienen derecho a dar el pecho en escuelas, restaurantes, transporte público, centros de trabajo, visitando a los amigos, en el hospital o estando de compras. Es un punto en el cual se debe seguir trabajando.
  • Los padres o compañeros pueden dar al bebé todo el cuidado como lo hace la madre. Pueden acunar, hablar, cambiar, bañar, dormir, jugar, cargar, etc. Ellos no pueden amamantar pero sí pueden darle al bebé, con taza o cuchara, la leche materna que dejó la madre.

 

 “Derribando mitos”

Te compartimos algunos de los mitos que muchas veces hemos escuchado y los cuales debemos desmentir. La OPS realizó gráfica con respecto a esto:

 “Amamantar en la vía pública y espacios amigables”

Muchas mujeres enfrentan diariamente el problema de que los niños no deciden en qué momento tienen hambre, posponer o resistirse a la lactancia en esa instancia no sólo puede irritar al bebé sino que además pone en peligro su alimentación y nutrición, vital en los primeros meses de vida. Además, la falta de amamantamiento puede producir en la madre dolores, obstrucción de los conductos galactóforos, infección de los pezones, conocida como mastitis, o una futura insuficiencia en la producción de leche.

La necesidad de amamantar demanda dos a tres horas diarias, que chocan de manera inevitable con la reinserción de la madre en la vida laboral y con los tabúes sociales. La OMS recomienda que la lactancia materna comience dentro de la primera hora de vida del niño y que se realice de forma exclusiva hasta los 6 meses.

Por lo que pedimos el compromiso de todos los sectores de la sociedad de crear ambientes que apoyen la lactancia materna, incluyendo lugares de trabajo, parques, transporte público, servicios de salud y otros lugares fuera de los hogares, donde las madres de los niños más pequeños desarrollen sus vidas y se sientan libres y protegidas.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que darle pecho a un bebe en público es un derecho tan natural como arrullarlo o jugar con él.”

Fuentes:

  • Ministerio de salud publica; Semana Mundial de la Lactancia Materna 2020; 2020; Disponible en: (Clic Aquí)
  • OMS; Semana Mundial de la Lactancia Materna 2020; 2020; Disponible en : (Clic Aquí)
  • OMS/OPS; Seminario Web: Semana Mundial de la Lactancia Materna; 2020}; Disponible en: (Clic Aquí)
  • Ministerio de Salud; 5. Lactancia materna; Disponible en: (Clic Aquí)
  • Fanny Sabillón, Dr. Benjamín Abdu; Composición de la Leche Materna; 1997; Disponible en: (Clic Aquí)
  • OMS,OPS;La OPS llamó a crear espacios amigables con la lactancia materna; 2011; Disponible en: (Clic Aquí)
  • OMS;Lactancia materna exclusiva; Disponible en: (Clic Aquí)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *