IFMSA - ArgentinaIFMSA-ChubutSCORA

Día de la Obstetricia y de la embarazada

A partir del 31 de agosto de 1934 se conmemora el Día de la Partera Argentina por la Asociación Obstétrica Argentina, pero a partir de 1962 pasó a llamarse Día de la Obstetra y la Embarazada, elegido durante el “Segundo Congreso Interamericano de Obstétricas” realizado en Perú se acordó celebrar este día en los países de América Latina.

En esta fecha se rinde homenaje a la Obstetricia, disciplina que cumple importantes funciones respecto a la salud de las embarazadas, madres y recién nacidos, realizando controles prenatales, preparación integral para la maternidad, acciones de prevención, atención del parto, posparto y recién nacido y también en salud reproductiva, contribuyendo en forma importante a mejorar la salud del binomio madre-hijo/a.

La atención y contención integral que brindan estos equipos de salud comprenden aspectos psicológicos y sociales de un periodo tan especial como es la maternidad. La relación humana es tan importante como la experiencia profesional.

Algunas de las tareas que cumple un profesional en obstetricia son:

  • Seguimiento y controles prenatales en embarazos de bajo riesgo
  • Preparación integral de la futura madre para el parto
  • Examen y evaluación del recién nacido
  • Facilitar el apego con el bebé
  • Apoyar y fomentar la lactancia materna
  • Asesoramiento sobre crianza temprana
  • Seguimiento y cuidado de la mujer y del recién nacido luego del parto
  • Asesoramiento y educación para la salud sexual y reproductiva

Embarazo: controles, cuidados y alta conjunta

El control periódico del embarazo desde el primer trimestre permite evitar muchos problemas para la mamá y el bebé, tanto en el momento del parto como más adelante. También hay que controlarse si ya se han tenido otros hijos, porque cada embarazo es único.

¿Dónde se pueden hacer el control las embarazadas?

La manera más sencilla de hacer los controles es tomar contacto con el centro de salud más cercano y visitarlo regularmente. Allí se le abrirá a la embarazada una historia clínica y también se le entregará el “Carnet Perinatal”, donde se anota el resultado de cada control: el peso y la talla de la madre, la altura uterina, la tensión arterial y las vacunas aplicadas, entre otros datos.

¿Cada cuánto se debe controlar el embarazo?

Para un embarazo de bajo riesgo, se recomienda un mínimo de cinco controles, empezando desde el primer trimestre. No obstante, el profesional puede indicar más controles si los juzga necesarios por las condiciones de un caso en particular.

¿Cómo es un buen control prenatal?

En cada control, el equipo de salud:

– Pesa y mide a la embarazada.

– Controla su presión arterial.

– Le aplica las vacunas necesarias e indica suplementos vitamínicos y minerales.

– Solicita análisis de sangre y orina, incluyendo los test de Chagas, toxoplasmosis, Hepatitis B, VDRL y HIV (este último con el consentimiento firmado de la mujer).

– Mide la panza para controlar el crecimiento del bebé.

– Escucha los latidos del corazón del bebé.

– Controla que las piernas de la embarazada no estén hinchadas o si hay otras complicaciones.

– Atiende y responde a las preguntas, dudas e inquietudes de la familia.

– Examina el pecho y aconseja a la mamá sobre la futura lactancia.

– La primera ecografía se realiza en forma temprana para confirmar la edad gestacional.

– La segunda ecografía, en la segunda mitad del embarazo, permite controlar el crecimiento fetal y otros parámetros.

¿Qué es el “alta conjunta de madres y recién nacidos”?

El Consultorio de alta conjunta de madres y recién nacidos es una estrategia de promoción de la salud y de prevención. Consiste en una reunión de las mamás y su familia con distintos profesionales del equipo de salud, antes de abandonar la maternidad.

Los temas a tratar se relacionan con los cuidados de la mujer después del parto (incluyendo la importancia del control puerperal, signos de alarma, lactancia, nutrición materna, consejería en salud reproductiva y eventual entrega de métodos anticonceptivos).

También se conversa sobre el recién nacido (cuidados cotidianos, importancia de los controles del niño sano y de la pesquisa neonatal de enfermedades metabólicas, signos de alarma). Y se responde a las dudas e inquietudes de la familia.

Permite hacer de ese momento una despedida transitoria, ya que la madre y su hijo o hija seguirán controlándose en el futuro, con fines preventivos y educativos.

Si eres estudiante, o próximamente un profesional en el área de la Salud y tienes en mente “¿Cuáles son las prácticas basadas en datos objetivos durante la atención prenatal que mejoran los resultados y posibilitan una experiencia positiva del embarazo? y/o ¿Cómo se deben llevar a cabo estas prácticas?”

Puedes revisar las Recomendaciones de la OMS sobre atención prenatal para una experiencia positiva del embarazo

La experiencia que tenga una mujer de la atención sanitaria es clave para transformar la atención prenatal y crear familias y comunidades prósperas

Fuente

Ministerio de Salud de la Nación (http://www.msal.gob.ar/index.php/component/content/article/46/201-4-embarazo-controles-cuidados-y-alta-conjunta)

OPS – Recomendaciones de la OMS sobre atención prenatal para una experiencia positiva del embarazo (http://www.clap.ops-oms.org/publicaciones/9789275320334esp.pdf)

https://www.argentina.gob.ar/noticias/dia-de-la-obstetricia-y-la-embarazada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *