SCOME

“Día Nacional de la Medicina Social”

A partir de la Ley 25.598 del año 2002 se declara el día 12 de julio de cada año como “Día Nacional de la Medicina Social” conmemorando la fecha del nacimiento del Dr. René G. Favaloro y en homenaje a todos los médicos que se desempeñan en esa área.

René Gerónimo Favaloro nació en 1923 en el barrio “El Mondongo” de La Plata. Con apenas cuatro años de edad, Favaloro comenzó a manifestar su deseo de ser “doctor”.

La esencia de su espíritu iba más allá de su vocación y era mucho más profunda: calaba en los valores que le fueron inculcando en su casa y en las instituciones donde estudió. Sobre esa base edificó su existencia.

Cursó la primaria en una escuela de su barrio. Después de la escuela, pasaba las tardes en el taller de carpintería de su padre ebanista, quien le enseñó los secretos del oficio. Gracias a sus padres -su madre era una habilidosa modista- aprendió a valorar el trabajo y el esfuerzo.

En 1936, Favaloro entró al Colegio Nacional de La Plata. Allí, le infundieron principios sólidos de profunda base humanística.

Al finalizar la escuela secundaria ingresó en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata. En el tercer año comenzó las concurrencias al Hospital Policlínico y con ellas se acrecentó su vocación al tomar contacto por primera vez con los pacientes. Mientras cursaba las materias correspondientes a su año, se entremezclaba con los alumnos de sexto año y se escapaba a presenciar las operaciones.

En el Hospital Policlínico, en 1949, apenas recibido, se produjo una vacante para médico auxiliar. Le pidieron que completara una tarjeta con sus datos; pero en el último renglón debía afirmar que aceptaba la doctrina del gobierno, ese requisito resultaba humillante para él que había formado parte de movimientos universitarios que luchaban por mantener en nuestro país una línea democrática, de libertad y justicia.

Por ese entonces llegó una carta desde un pequeño pueblo en La Pampa. Explicaba que el único médico que atendía la población estaba enfermo y necesitaba viajar a Buenos Aires para su tratamiento. Le pedía a René que lo reemplazara.

Favaloro comenzó a interesarse por cada uno de sus pacientes, en los que procuraba ver su alma. Al poco tiempo se sumó a la clínica su hermano, Juan José, médico también, donde crearon un centro asistencial y elevaron el nivel social y educacional de la región.

Luego de 12 años de medicina rural, se decidió a viajar a Cleveland donde trabajó primero como residente y luego como miembro del equipo de cirugía en el Cleveland Clinic.

En 1967 Llevó a la práctica sus ideas por primera vez en mayo. La estandarización de esta técnica, llamada del bypass o cirugía de revascularización miocárdica, fue el trabajo fundamental de su carrera, detallado en su libro Surgical Treatment on Coronary Arteriosclerosis, publicado en 1970.

Regreso a la Argentina en 1971, con el sueño de desarrollar un centro de excelencia similar al de la Cleveland Clinic, que combinara la atención médica, la investigación y la educación. Con ese objetivo creó la Fundación Favaloro en 1975 junto con otros.

En 1980 Favaloro creó el Laboratorio que pasó a ser el Instituto de Investigación en Ciencias Básicas del Instituto Universitario de Ciencias Biomédicas, que dio lugar, en agosto de 1998, a la creación de la Universidad Favaloro.

Quiso contribuir a curar los males que aquejan a nuestra sociedad en conjunto. Jamás perdió oportunidad de denunciar problemas tales como la desocupación, la desigualdad, la pobreza, el armamentismo, la contaminación, la droga, la violencia, etc., convencido de que sólo cuando se conoce y se toma conciencia de un problema es posible subsanarlo o, aun mejor, prevenirlo.

Favaloro fue miembro activo de 26 sociedades, correspondiente de 4, y honorario de 43. Recibió innumerables distinciones como “el premio Maestro de la Medicina Argentina” (1986), entre otros.

Sostuvo que todo universitario debe comprometerse con la sociedad de su tiempo y recalcaba: “quisiera ser recordado como docente más que como cirujano”.

A los jóvenes les digo: “Lo material es temporario, lo que perdura para siempre con los ideales; la educación y la búsqueda de una sociedad con igualdad social”

Fuentes:

https://www.fundacionfavaloro.org/biografia/

Seguinos y danos Me gusta en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *